Inicio > Cuentos para niños sin edad > Cuento: El origen del Espíritu, Alma…. El hogar

Cuento: El origen del Espíritu, Alma…. El hogar

Hace mucho tiempo, un señor mayor y bajito, del cual no recuerdo el nombre, me contó una pequeña historia acerca del orígen del espíritu. Este cuento, poco a poco, fue tomando forma en mi interior hasta transformarse en una nueva historia.
Dice así:
Imagina una gran abuela Sol, que late constantemente en equilibrio. Este Sol decidió, experimentar su existencia. Emanando una ráfaga de Luz, creó 2 Soles idénticos (espíritu). Estos 2 soles, eran completos en si mismos y conectados con la totalidad, su origen.
 

A su vez, la madre Sol espíritu, quería redescubrirse,  y emanando una Ráfaga de luz, creó 7 Soles, de 7 colores distintos que conformaron, 7 aspectos del espíritu (alma). 

 
La hija Sol (alma), estaba un paso más lejos de la totalidad, sin embargo percibía su esencia espíritu, cuando en equilibrio consigo misma, en paz, activaba su color.  
 

Este Sol alma, a su vez, se preguntó que ocurriría si, probara todas sus facetas. Generó un rayo de luz de su propio color, y creó un nuevo Sol (personalidad). 

 
Este último Sol, se hizo materia, y en esta transformación, se olvidó de si misma. Sólo cuando aprendiera a abrir el corazón, entraría en contacto su madre (alma), quien percibiría en la calma a su esencia espíritu, que a su vez, sentiría la totalidad de la Fuente, su origen . 
 
Desde abajo (personalidad) no se podía percibir, un sólo rayo de la Fuente. Sin embargo, la Abuela Sol, desde arriba, admiraba su creación, contemplaba a través del amor absoluto, (unidad), toda la existencia, expandiéndose a si misma, sobretodo, gracias a los “practicantes” de abajo, que al ser inconscientes, aportaban a través la inocencia, la máxima experimentación (dualidad).
 
E aquí que si tantos pasos había dado la creación para llegar a la experimentación de la dualidad, desde la personalidad, la labor simplemente era, andar el camino. Porque en cada paso que damos en este sendero, estamos recorriendo el camino de vuelta a casa. Por el simple hecho de existir y gozar en nuestra vida diaria. 
 
El primer paso a comprender, es que ahora: siendo humanos con nuestra personalidad, enlazada a nuestra alma, conectada con el espíritu alimentado por la Fuente; Nuestro hogar es el cuerpo, nuestra casa, la Tierra, y viviendo el presente, no hay camino de regreso. Estamos creando y anclando el propio origen, en Gea.  
 
Es tan sencillo, como mirar este cuento “colgado boca abajo”, viéndolo del revés. Desandar el camino andado.

En esta historia, los 7 rayos (alma) representan a parte de los 7 aspectos del espíritu, las almas gemelas. Cuando nos encontramos con una alma gemela, (provenimos del mismo Sol Madre), podemos sentir, atracción, reconocimiento, nos complementa en cierta manera, debido a que nuestro origen es mas cercano y su labor, es trabajar aspectos del espíritu, que no están en la misma medida en nuestra personalidad. Así que en esta escuela aprendizaje, nuestra alma gemela, colabora en nuestra propia evolución.

Cuando hablamos de la Madre Solar (espíritu) también representa las llamas gemelas. Conforman la primera separación del Sol central (Abuela) en 2 partes, completas en si mismas.

Puedes encontrarte con una llama gemela a lo largo de tu vida, y que despierte en ti, un gran respeto, amor incondicional, pero también cierta distancia.
Esto puede suceder, ya que una llama gemela, es el reflejo perfecto de ti mismo, (no es lo mismo que ser iguales), puedes VERTE, y te ves con todas tus facetas. Vuestra función en la tierra, puede ser similar, o no, sin embargo, cada cual tiene que realizar su propio camino y cumplir su propósito, a menos que el propósito pactado sea común.
Ten en cuenta que, Nunca podrás trascendente a ti mismo a través del otro, sólo desde ti, sólo desde tu silencio interno puedes lograrlo.
Esto tan sólo es una manera de entender, un cuento sencillo que a mi me ha servido para comprender, aquello que me contaron.Hablando de la ascensión: el hogar es aquí, el tiempo es ahora y cuando aprendamos a amar este espacio que nos ha otorgado la existencia, cómo el gran legado para la humanidad que es, reconoceremos que estamos en casa. “La perla azul”.

La Fuente “nos regaló” una Perla, y igual que una planta, se merece el cuidado, atención, abrazo, más grande que le podamos otorgar. Y un de los regalos más grandes que le podemos aportar, es: andar nuestro propio camino, sólo poner un pie, delante del otro y avanzar.

Gracias a todos por compartir el camino.

Hace mucho tiempo, un señor mayor y bajito, del cual no recuerdo el nombre, me contó una pequeña historia acerca del orígen del espíritu. Este cuento, poco a poco, fue tomando forma en mi interior hasta transformarse en una nueva historia. Dice así: Imagina una gran abuela Sol, que late constantemente en equilibrio. Este Sol decidió, experimentar su existencia. Emanando una ráfaga de Luz, creó 2 Soles idénticos (espíritu). Estos 2 soles, eran completos en si mismos y conectados con la totalidad, su origen.   A su vez, la madre Sol espíritu, quería redescubrirse,  y emanando una Ráfaga de luz,…

Review Overview

User Rating: Be the first one !
0

Acerca de Laura Roger

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*