Inicio > En Clave de Sonido > EN CLAVE DE SONIDO

EN CLAVE DE SONIDO

Vivimos en un universo infinito, dónde una telaraña invisible nos envuelve a todos. Y desde el espacio más alejado en los confines de las galaxias más remotas, perciben nuestra presencia, escuchan nuestra pulsación, porque la reverberación de nuestras acciones manifestadas en la materia, mueven los hilos de cristal, tocan la melodía del mundo, de la galaxia, del universo.

En cada Ser, la pulsación, es la huella dactilar del sonido, aquello que define nuestra frecuencia, i a su vez, el “tum-tum” harmónico que permite unificarnos, danzar con el cosmos. 

Y dentro de esta inmensa partitura, donde cada planeta tiene su lugar, cada galaxia es una canción y cada estrella una melodía perfecta; la humanidad también juega su papel,  y tiene la oportunidad de componer, nuevas canciones, para la Tierra, el Sol, la galaxia, el universo… o lo que es lo mismo, nuestro cuerpo y templo.

Esta es la música de las esferas, la naturaleza equilibrada de las cosas simples.

Mucho movimiento interno estos días, ajustándonos estamos, en un adagio de la Tierra nos hallamos, y este tambaleo, hace sonar las alarmas dónde quedan restos del pasado preparados para desvanecerse, dónde se abren puertas del futuro, si elegimos correctamente.

El Sol, quien acciona el Tempo de la vía Láctea, se acelera, dándonos la oportunidad de florecer en este nuevo espacio neutro, creado para brillar en consonancia con nuestra evolución, la evolución de Gaya.

El primer paso, en esta composición, es armonizar tu pulsación, con el corazón del mundo. Escuchando su canción en cada lugar que pisen tus pies.

Déjate llevar por la intuición que desde lo más profundo de ti mismo te guía. 

Encuentra tu ángel Solar, y abre tu corazón al mundo.

Desde tu centro, enraízate y bien ancladas tus raíces, muévete despacio y pisando fuerte.

Y date cuenta de que dentro de esta partitura, de la cual formas parte, tu eres: nota, harmonía, melodía y canción… y además si te lo permites, puedes ser compositor de tu propia creación. Así que direcciona tu vida, a cada instante.

Y regresa ahora a tus raíces, conéctate con el núcleo de la Tierra, la fuente más cercana a la que puedes recurrir, y sin embargo, tantas veces olvidada por mirar siempre hacia arriba y eludir lo que hay debajo de tus pies, que en realidad, es aquello que te sostiene firme, en la superficie.

Ten en cuenta que el movimiento interno de la Tierra, es ahora mismo, mucho más grande que el que tienes en tu interior, porque se está reconectando toda una red planetaria, que se hallaba y ha permanecido, siempre oculta, hasta que sonó la campanilla del retorno, la llamada.

Y acabando de pasear,  por este espacio interno, dónde arriba y abajo son UNO y delante y detrás, UNO más. UNO-UNO : TUM-TUM ya eres la pulsación del compas. 

Transformate en un círculo completo. Eres, Luz-Sonido-Forma en sincronía, andando en la faz de la Madre Tierra.

 

Gracias

 

Vivimos en un universo infinito, dónde una telaraña invisible nos envuelve a todos. Y desde el espacio más alejado en los confines de las galaxias más remotas, perciben nuestra presencia, escuchan nuestra pulsación, porque la reverberación de nuestras acciones manifestadas en la materia, mueven los hilos de cristal, tocan la melodía del mundo, de la galaxia, del universo. En cada Ser, la pulsación, es la huella dactilar del sonido, aquello que define nuestra frecuencia, i a su vez, el “tum-tum” harmónico que permite unificarnos, danzar con el cosmos.  Y dentro de esta inmensa partitura, donde cada planeta tiene su lugar,…

Review Overview

User Rating: Be the first one !
0

Acerca de Laura Roger

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*